Acogedor y familiar. Un servicio inmejorable.

Acogedor y familiar. Un servicio inmejorable.

Emplazamiento perfecto para poder relajarse y desconectar totalmente. El servicio ha sido inmejorable, Nathalie, Sandy, Johan…nos han hecho sentir como en casa cuidando todos y cada uno de los detalles. Los desayunos perfectos, zumo de naranja, buen café, tostadas, bollería, embutido….
Totalmente recomendable, un sitio ideal para relajarse, volveremos seguro! Gracias por todo!

Pol and Maria

Para nuestro aniversario no podríamos haber elegido mejor. 2 arquitectos técnicos que han
encontrado un lugar único para coger ideas y disfrutar de lo que más nos gusta. El gusto por el
diseño, cada detalle está estudiado.
Hasta las sábanas nos han dejado enamorados.
Gracias por tener y cuidar un lugar así. Gracias por ser tan amables y tener un rincón de silencio
y paz.

Chus and Javier

Día de despedida. ¡Qué bien hemos estado!
Se está bien en un sitio cuando uno se siente “en casa”.
Llegar a un pueblito donde desde la calle una puertecita gris con una luz nos estaba guiñando el
ojo y nos decía, ¡aquí estoy, os espero!, eso ya fue precioso!
Y la bienvenida de Nathalie, siempre tan atenta y tan discreta. Es encantadora!
Pero las atenciones de Johan y Geny no son…., son delicadezas y regalos.
¡Qué personas tan agradables, atentas a todo, capaces de imprensar, mejorar, atender, a sus
invitados para que sientan que se les quiere, porque su casa sea también la de los que estamos
aquí pasando unos días!
Muchas gracias por esos detalles tan grandes que valoramos muchísimo.